Rayuela de Julio Cortázar en sus mejores frases

Rayuela, la cual se llamaría inicialmente, Mandala, es probablemente la novela más reconocida de Julio Cortázar, y con justa razón.

La obra, publicada en 1963, refleja una parte esencial en la búsqueda interior del autor, en temas filosóficos como la vida, la muerte, el amor, y el endeble hilo que los une, todo, en la mirada de Horacio Oliveira, protagonista de la historia.

Es una obra narrada de forma singular, incluso algunos la denominan surrealista, lo que sí es seguro, es que toca fibras sensibles de cualquier ser humano, tan natural, como un juego de niños que pretende tocar el cielo, Rayuela.

Entre las variadas reflexiones que nos deja la novela, citaremos 10 frases:

“Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”.

“Sólo viviendo absurdamente se podría romper alguna vez este absurdo infinito”.

“La vida, como un comentario de otra cosa que no alcanzamos, y que está ahí al alcance del salto que no damos”.

“Total parcial: te quiero. Total general: te amo”.

“Para vos la operación del amor es tan sencilla, te curarás antes que yo y eso que me querés como yo no te quiero”.

“Vos no podrías -dijo-. Vos pensás demasiado antes de hacer nada. -Parto del principio de que la reflexión debe preceder a la acción, bobalina”.

No aprendas datos idiotas, le aconsejaba. Por qué te vas a poner anteojos si no los necesitas“.

“Cada vez sospecho más, que estar de acuerdo es la peor de las ilusiones”.

“Yo con mi vida frente a la vida de los otros”.

“Detrás de toda acción hay una protesta, porque todo hacer significa salir de para llegar a, o mover algo para que esté aquí y no allá, (…) es decir que en todo acto está la admisión de una carencia, de algo no hecho todavía y que es posible hacer, la protesta tácita frente a la continua evidencia de la falta, de la merma, de la parvedad del presente”.

Fotografía Ulf Andersen para Getty Images

Tal vez quieres leer: 7 instrucciones para la vida de Cortázar

Deja un comentario