Entrevista: Birman y Moran hablan de La boda de mi mejor amigo

Los productores de la película nos cuentan por qué rehacer La boda de mi mejor amigo y qué es distinto, y especial, en esta versión.

Por Mariana Mijares

Decidir aventurarse a hacer una de las comedias románticas más recordadas de los años noventa (1997) no era fácil, pero los productores: Daniel Birman Ripstein y Gerardo Moran decidieron tomar el reto de llevar esta icónica historia a México, con un guión adaptado por Gabriel Ripstein (conocido por 600 Millas y Amor a primera visa); nuevos actores y canciones que resonarán con los latinos.

¿Cuándo comenzaron a plantearse rehacer La boda de mi mejor amigo?

Daniel: Hace tres años…

Gerardo: Estábamos terminando 7:19 (protagonizada por Demian Bichir).

¿Por qué precisamente La boda de mi mejor amigo?

Daniel: Pensando en qué íbamos a hacer, estábamos viendo un par de opciones y surgió la posibilidad de acercarse con Sony para hacer un remake. La verdad es que a Gerardo y a mí nos encanta la original y dijimos: ‘bueno, si vamos a hacer un remake de una comedia romántica, vamos a hacer LA comedia romántica’. Y nos acercamos con los ejecutivos, a quienes les pareció raro también que la hubiéramos elegido.

Gerardo: Muy raro, además, a mí me daba mucho miedo. Cuando Daniel me dijo, le contesté que no, no íbamos a hacer La boda de mi mejor amigo; porque me encanta y creo que está perfecta. Daniel me decía: ‘fíjate qué bien puede quedar para México’. Creo que cuando el guión lo hizo Gabriel Ripstein, a mí me convenció al cien que la hiciéramos.

¿Cómo adaptarla? ¿Cómo saber qué dejar, qué actualizar, o qué ‘tropicalizar’ de La boda de mi mejor amigo original?

Daniel: Gerardo y yo lo que teníamos muy claro desde el principio, es que la historia es impecable. No íbamos a inventar otro final, porque la gente de Sony nos dijo que en China cambiaron el final, en China sí se queda con la amiga… Nosotros decíamos: eso es un error; es un error porque la protagonista es una mala y al final tiene que tener su merecido.

Justamente, al ser una mujer que se quiere ‘robar’ al prometido de otra, sí es una antagonista…

Gerardo: Sí, nuestra protagonista es un antihéroe; o sea, querer destrozar una boda, por egoísta y porque lo quiere para ella… Realmente lo que le pasa no es un mal merecido; pero bueno, aprende que no siempre las cosas son como uno quiere; aprende su lección.

¿Cómo eligieron a al director: Celso García?

Daniel: Las cosas suceden por una razón. Un día me vino a ver Celso, que hizo La delgada línea amarilla; y a Gerardo y a mí esa película nos encanta.

Gerardo: Nos encantaba también porque no era una película tan comercial, tenía onda, entonces decíamos: es talentoso. También algo que nos pasaba cuando entrevistábamos a otros directores, es que tenían una película muy diferente a la que Daniel y yo pensábamos, y Celso fue el primero que tuvo la misma película que nosotros en la cabeza, la imaginaba igual.

Daniel: Imaginaba una comedia romántica que no compitiera con la original; las comparaciones son y van a ser constantes en todos los ámbitos; entonces dijimos: ‘vamos a tener la película original y vamos a hacer la nuestra’. Vamos a tomar momentos, adaptarle cosas y hacer nuestra versión. Vamos a agarrar el toro por los cuernos para poder enfrentarnos sin miedo; y Celso tenía eso muy claro.

Entrevista: Birdman y Moran hablan de La Boda de Mi Mejor Amigo
Cortesía Sony

¿Celso contribuyó al guión? ¿Cómo fue su relación con Gabriel?

Gerardo: Sí, algunos diálogos.

Daniel: Se juntó varias veces con Gabriel para ajustar cosas, hay una secuencia completamente nueva que trabajaron Celso y Gabriel.

Gerardo: Sí, tiene una secuencia nueva muy divertida. Celso y Gabriel trabajaron muy bien juntos, se entendieron.

¿Cómo eligieron a este elenco?

Daniel: Se fueron acomodando las piezas.

Gerardo: Sí, aunque hicimos un casting brutal para la protagonista. Todas actrices mexicanas.

Daniel: Fue brutal; porque, para empezar, todas querían hacer este personaje…

Gerardo: Se hablaba mucho, todas decían: ‘yo quiero, yo quiero’.

¿Eligieron a partir de una audición?

Gerardo: Necesitábamos ver como se veían interpretando a Julia.

Daniel: La verdad los cuatro protagonistas de La boda de mi mejor amigo tenían sus grandes dificultades; más allá de las comparaciones, cada personaje tiene un grado de complejidad. Para empezar, el que interpreta Julia Roberts es un personaje ‘malo adorable’, entonces quieres conseguir a alguien que pueda trasmitir eso. Y la verdad es que cuando vino Ana, se sentó y sólo nos platicó -porque nosotros, más que hacer castings, nos sentamos a platicar con los actores y ver qué tienen en la cabeza-. Para nosotros ese es el casting, más que leer líneas.

Gerardo: Y te cuento una anécdota: Ana nunca había visto antes La boda de mi mejor amigo ; entonces, primero leyó el guión y no la vio hasta que le dijimos que era ella. Entonces nos encantó porque realmente creó a un personaje, hizo a su Julia, sin ninguna referencia de Julia Roberts, eso está increíble.

¿Y cómo llegaron a Miguel Ángel Silvestre?

Daniel: Miguel Ángel siempre había querido hacer algo en México.

Gerardo: Bueno y también decidimos que el personaje iba a ser español.

Daniel: Claro, porque queríamos encontrar una equivalencia a este ‘inglés posh’ maravilloso que hace Rupert; entonces dijimos: ‘que sea un español adorable con carisma’. La olla exprés, la fuga de la risa y de los momentos tensos de la película, es este personaje. Gerardo tuvo el acercamiento y la visión de verlo en España, en un festival. Él había tenido muchas propuestas en México…

Gerardo: Y esta fue para la que dijo ‘sí’.

¿Y Natasha y Carlos?

Daniel: Siempre pensamos en Natasha, la verdad. Gerardo había trabajado con ella.

Gerardo: Había hecho La vida inmoral de la pareja ideal.

Daniel: Natasha fue un acierto. Aunque al inicio, a ella le causó un poco de conflicto, porque sentía que la iban a encasillar.

Gerardo: Decía: ‘otra vez el personaje de la niña bonita de la comedia romántica’.

Daniel: Platicamos con ella y platicó con Celso. Le dijimos que era un personaje con matices gigantescos porque es adorable, cute, pero que de repente también se vuelve una cabrona que va a luchar por lo que quiere; no es una niña tontita.

Gerardo: De los cuatro personajes, es el que tiene más matices, entonces se dio cuenta que era un reto actoral y por eso aceptó.

Daniel: Y Carlos había hecho sólo telenovela. Vino a hacer casting. Es un personaje muy complicado porque alrededor de él giran absolutamente todas las cosas.

Los cuatro personajes son adorables, y la verdad quieres que a los cuatro les vaya bien. Ya viéndolos a todos, están padrísimos, se ven muy bien juntos.

Gerardo: Sí, el ensamble está muy bonito. Y se hicieron súper amigos todos.

En un remake parece importante no hacer un: copy/paste de escena por escena, diálogo por dialogo, sino aportar algo diferente y además actualizado a los tiempos que estemos viviendo, ¿Cómo se propusieron eso aquí?

Gerardo: Bueno, pasaron 21 años; el mundo cambió, y ya no están en Chicago, están en Guadalajara, eso también es otro elemento; y el beisbol lo cambiamos por el soccer: tenemos a las Chivas en la película.

¿Fue difícil que las Chivas se sumaran al proyecto?

Gerardo: Estamos muy agradecidos con toda la gente, con los Vergara, por todo el apoyo que nos dieron.

Entrevista: Birdman y Moran hablan de La Boda de Mi Mejor Amigo
Cortesía Sony

Daniel, háblanos justo de sus locaciones, ¿cómo decidieron que fuera en Guadalajara?

Daniel: La verdad la íbamos a filmar toda en CDMX, y Celso, en algún momento -él es de allá-, nos dijo: ‘¿Les gustaría explorar la posibilidad?’. Y fuimos a hacer un par de scoutings; estuvimos en Ajijic, en Chapala.

Gerardo: Y en Tlaquepaque.

Daniel: Nos interesaba también mostrar un México fuera de la Ciudad de México, entonces decidimos explorar esa posibilidad y creo que fue una increíble decisión.

Como decían, han pasado casi dos décadas, seguramente hay mucha gente que no vio la original…

Daniel: Creo que hay una enorme nueva generación que no la ha visto. A lo mejor cuando nosotros estábamos planeando, decíamos: ‘No, no vamos a tocar esto y no vamos a hacer el otro porque nos van a estar comparando’. De repente caímos en cuenta que ya pasaron 20 años, entonces tuvimos que dejar de tener miedo.

Yo siempre digo que hubo cuatro partes fundamentales en esta película; primero, el guión que hizo Gabriel, es impecable en la adaptación. Número dos: el elenco, los actores; estamos realmente convencidos que los cuatro principales te van a hacer llorar y reír, vas a sentir lo mismo que ellos. Número tres: las locaciones, encontrar los lugares equivalentes que pudieran ser y que lo creas. Queríamos y tuvimos la oportunidad de mostrar lugares maravillosos. Y cuarto, que va a ser una sorpresa para todos: la música.

Justamente la película original tiene canciones muy icónicas y un montón de situaciones alrededor de la música, ¿cómo elegir nuevas canciones?

Daniel: Fue muy difícil.

Gerardo: Creo que de todo, fue lo más difícil.

Daniel: Había que encontrar el significado del momento con la canción apropiada, porque en la película original es el mismo compositor de toda la música, y la música era más o menos conocida, pero explotaron cuando salió la película. Nosotros no íbamos a poner algo desconocido, entonces la selección de la música -junto con Paulina, que fue la supervisora musical-, fue un proceso bien interesante. Hicimos todo lo que te puedas imaginar.

Gerardo: Lo que teníamos que tener era la que las cantaran.

Daniel: Teníamos que hacer nuestra versión con otras propuestas, y la verdad creo que fueron muy afortunadas las canciones que elegimos, porque representan nuestra cultura, México, y la cultura latinoamericana.

Entrevista: Birdman y Moran hablan de La Boda de Mi Mejor Amigo
Cortesía Sony

¿Cómo fue el proceso de postproducción de La boda de mi mejor amigo? Desde que estuve con ustedes en la filmación, llevan más de un año trabajando en la película…

Gerardo: Muy cansado.

Daniel: Sí, ¿y sabes qué? desde que iniciamos la filmación, nos pusimos como meta estrenar el 14 de febrero del 2019.

Gerardo: Un año de trabajo, exacto, pero para una película, un año es poco; a lo mucho necesitas un año y medio.

Daniel: Sin duda es -y lo hemos platicado Gerardo y yo-, es la película más grande y complicada que hemos hecho.

Daniel: Esos cuatro factores consumieron mucho tiempo; buscar esos detalles y poder tener todo impecable. El proceso fue muy meticuloso; y más que nada, trabajamos desde el día número uno en contra del tiempo.

¿Cómo lograron sumar a Sony a este proyecto?

Daniel: Cuando nos acercamos a Sony para hacer La boda de mi mejor amigo, y vieron cómo la queríamos hacer y lo que queríamos hacer, nos dijeron: ‘va, pero nosotros somos socios de la película y nosotros la distribuimos en todo el mundo’. Dijimos: ‘va, pues increíble’; porque desde el día 1, que tengas un distribuidor en tu película, ayuda muchísimo. Yo había tenido la gran fortuna de haber trabajado con Philippe, directamente, en El crimen del padre Amaro, entonces él también estuvo involucrado en todos los procesos desde el inicio.

Gerardo: Lo mejor que me ha pasado es tener a un distribuidor desde el principio; y alguien como Philippe -que tiene tanta experiencia-, porque nos iba diciendo: ‘No, no ¿y si mejor esto…?’ Pero nunca imponiéndose, sino sugiriendo.

Daniel: Juntando y sumando.

Y finalmente, para la gente que sí conoce la película anterior, ¿qué les gustaría decirles para que se motiven a ver esta nueva versión de La boda de mi mejor amigo?

Daniel: La idea de hacer este remake fue de mi esposa, porque ella es amante de la película original. Nosotros teníamos, y tenemos, una obligación -y esperamos haberla cumplido- con todos los fans de La boda de mi mejor amigo-. ¿Y sabes qué? se van a llevar una sorpresa; y si logran quitarse un momento la película original de la cabeza, y de dejar de comparar, la van a disfrutar.

Gerardo: Les va a encantar, se van a sorprender, van a estar felices. México y Guadalajara, se ven divinos, se van a sentir felices de ser mexicanos cuando la vean.

Y eso me parece importante en este tipo de películas, que dejemos el narco atrás, la migración, que también se vean las partes bonitas.

Puedes leer: Roma, ciudad del pasado – Entrevista con Alfonso Cuarón

Deja un comentario